lunes, 22 de enero de 2018

Música para aprender del diferente...

Michael Gracey dirige este entretenido musical que recupera el género tras el éxito de La La Land del curso pasado. En este caso con música más potente y movida. Colorida, versátil y con una historia basada en la realidad que anima a pasar unos entretenidos 105 minutos.
El famoso empresario circense de finales de siglo XIX, Phineas Taylor Barnum, es el protegonista de esta historia... Nacido rodeado de miseria, promete, y se promete a si mismo, luchar por una vida de éxito y riqueza para su familia y para sí mismo, con el objetivo de demostrar a los demás que puede llegar a pertenecer a la clase social por la que se sintió maltratado en su niñez y juventud...
Para conseguir el objetivo se basa en la excentricidad, en la ruptura con lo políticamente correcto y lo socialmente admitido, lo que le conduce a rodearse de los individuos que la misma sociedad rechaza frontalmente. Los rechazados se sienten, por primera vez queridos, aceptados, valorados y recompensados... Ellos son la base del espectáculo y del éxito. La aceptación de las diferencias conducen a la riqueza. Con las diferencias no sólo gana Barnum, todos, aportando sus diferencias, se enriquecen y hacen crecer al resto. ¡Cuánto podemos aprender de los que no son ni hacen como yo!
Pero el éxito a veces ciega... A Barnum el éxito no le deja ver más allá de su propio ego. Algo igual de extraordinario que su éxito tiene que ocurrir para que reaccione...
Admirable espectáculo para reflexionar sobre el éxito, las diferencias y nuestras prioridades... ¡No te la pierdas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario