viernes, 9 de enero de 2015

El conocimiento enriquece los gestos...



Hoy hemos reiniciado la actividad escolar. Tras este período vacacional, posiblemente el más hogareño de todos, a todos, profesores, alumnos y personal nos cuesta reencontrarnos con la actividad normalizada. Día de felicitaciones, de adaptación, de frío, porque el centro educativo ha estado cerrado dieciocho días muy fríos y ahora no hay calefacción que caliente las aulas tan rápido.
Los alumnos encantados de que en medio de la actividad tengas el detalle de preguntarles por algo que les haya podido resultar significativo en estos días. Regalos, encuentros, comidas, cenas, luces, acontecimientos... En el fondo de cada ser humano son las experiencias vividas desde la significatividad las que nos construyen con el resto de la humanidad. Por eso el encuentro con otros seres humanos nos enriquecen tantos.
Pero ¿cómo encarar las situaciones que distorsionan a los adolescentes de hoy, de ayer y de siempre? Esta mañana al entrar al colé una de mis alumnas sufría desde la cuarta fila el momento en el que su profe le preguntase por las vacaciones. Ni más ni menos porque sus abuelos, las personas que por circunstancias de la vida hace año que se hacen cargo de sus progresos y sus proyectos, han sido víctimas del accidente de tráfico más trágico de las Navidades 2014.
Silencio y gesto. El silencio que acompaña, que empaliza con las miles de preguntas que burbujean entre las vísceras y el cerebro de esta adolescente sonriente. El gesto que acerca, protege y anima a quien sufre la incertidumbre de un futuro cercano terriblemente inquietante. Sus abuelos, en la UCI, son los supervivientes, pero no sin peligro de empeorar, de la tragedia de las carreteras. Esa sinrazón que nos acerca a preguntas últimas del ser humano y que la adolescencia no es momento de encarar, pensamos.
Por ello el abrazo sincero ha sido hoy, posiblemente, la lección que ella y el resto de la clase mejor han aprendido de su profesor. Ahora la letra entra mejor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario